Manchakuypi Kay

"Ecce Homo" Superstar

Publicado: 2012-08-25

Si yo fuera el nieto de Cecilia Giménez, no me cansaría jamás de escuchar todo el día, durante toda mi vida, cada una de sus primorosas excusas enmarcadas por sus culposos pucheros de viejecita agradable. Sería feliz consolando a mi abuelita restauradora mientras ella se reprocha hasta las lágrimas por su gran pecado.

Cecilia Giménez, artista bisoña, devota católica y mujer bienintencionada. Es una verdadera lástima que Luis Buñuel ya no esté con nosotros. Hubiera llorado de emoción ante una historia tan conmovedora y de seguro hubiera filmado una de sus mejores películas con este argumento.

Lo mejor de todo este despróposito es que podemos reflexionar brevemente acerca de la fugacidad de lo material, las buenas intenciones que terminan degenerando desastres y tragedias pero sobre todo, la delgada línea que separa al arte del adefesio:

Eso que nos encanta llamar “furor en las redes sociales” se encargó de elevar a la categoría de leyenda la chapuza de doña Cecilia, para desgracia de sus ya colapsados nervios, que no pueden soportar un día más de culpa por el tremendo pecado cometido. Tal vez si alguien le dijera a doña Cecilia que, desde el miércoles pasado, la vida de cientos de miles de personas es un poco más feliz gracias a su involuntaria ocurrencia y que ha entrado con toda pompa a la Historia de la Internet, posiblemente tomaría con mejor humor todo este lamentable incidente.

Este es mi favorito:

Insisto en que doña Cecilia Giménez debe saber que el mundo la quiere de veras. Miles de personas ya han firmado para el Ecce Homo se quede tal como está. Yo me uno a ese pedido.


Escrito por

rafaelordaya

Psicologo, educador, bloguero, tuitero. No me resigno a nada, trato de hacer todo lo que esté humanamente a mi alcance para no dejar de ser un hedonista. Aunque estar en el Perú no ayuda.


Publicado en

Vulgaris Limensis

Otro blog más de Lamula.pe